Semanario de LA VERDAD
 
 
 



El valor de la soledad

Foto


Con Carta de navegación, Juana J. Marín Saura nos ofrece la que hasta la fecha sería su obra completa o, como afirma Luis Alberto de Cuenca en el prólogo, «el diario poético de a bordo de una mujer que considera su trabajo como una ruta hacia el horizonte». Un diario poético compuesto durante treinta años de feliz y fructífera navegación por las no siempre fáciles aguas de la poesía española y formado por sus once libros publicados, desde que en 1975 apareciera Desde el fondo del abismo, hasta A veces (2002-2003), y por un texto que ve, por primera vez, la luz, El ovalado cerco de la luna (2005).

Con la lógica dificultad que entraña sintetizar en unas pocas palabras la inmensa labor creadora que en esos treinta años ha desarrollado Juana J. Marín, podemos afirmar que es la suya una poesía intensa y muy intimista, con versos plenos de vida y de pasión, en los que no se echa en falta nada que tenga que ver con la existencia cotidiana del ser humano: anhelos, esperanzas, amores, desamores, dolor, desconsuelo, frustración, melancolía y, sobre todo, soledad silenciosa. Una soledad que, a veces, se rompe con la luminosa presencia del amor, que da paso al singular idioma de las miradas, los gestos y las insinuaciones de dos que se saben dioses envidiados. Una soledad que, casi siempre, se ve compensada con la impagable compañía de la música y la pintura, que están presentes en todos sus libros y son motivos centrales de algunos de ellos, como Rondó Veneziano (1985) y El rastro del pincel (1988). Además, la soledad propicia una mayor y mejor percepción de la realidad exterior y la poeta se consuela de su tristeza contemplando hermosos paisajes y recreándose con el azul que todo lo impregna, en especial el azul del Mediterráneo. Y, como no podía ser de otro modo, la soledad favorece la lectura y la creación artística, mediante la cual, y desde el silencio interior, las más humanas sensaciones se convierten en pura palabra poética -en la que triunfan sobre manera las metáforas y los símbolos-, en versos encendidos de homenaje para tantos corazones que vuelan libres, como los de María Cegarra, José MĒ Párraga y cuantos amigos pudieron seguir «la ruta de los pájaros». Siguiendo esa ruta y esta espléndida Carta de navegación, Juana J. Marín ha alcanzado el mejor de los puertos posibles.

Manuel Cifo González ‘Carta de navegación’. Juana J. Marín Saura. Universidad de Murcia. 634 páginas.

17,77 1


Titular Anterior : "Charlot restaurado"
Siguiente titular : "Tribulaciones de un hombre curioso"



 

Publicidad




 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es