Dificultades para controlar el piojo rojo de California - Agro Región - Suplemento agrario, ganadero y de desarrollo rural - Laverdad.es
La Verdad Digital  
   Webmail    Alertas   Envío de titulares   Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
AGROREGIÓN
I CULTIVOS I ESTADO FITOSANITARIO
Dificultades para controlar el piojo rojo de California
CÍTRICOS

Piojo rojo de California.- Venimos detectando en las últimas semanas la presencia y actividad de esta plaga en diferentes puntos de la Región. En aquellos casos en que los tratamientos de primavera no se realizaron correctamente o no han dado el resultado esperado, la incidencia de la plaga puede ser elevada. En estos momentos, las dificultades para su control son muchas, ya que por un lado, al estar la fruta en proceso de inicio de viraje de color (mandarinas y naranjas tempranas), no es recomendable la utilización de aceites minerales, salvo que se utilicen aceites parafínicos, muy refinados. Por otro lado, dado que la recolección puede tener lugar en pocas fechas, determinados productos no pueden ser utilizados al disponer de plazos de seguridad altos.

En general, la recomendación que se puede hacer es recurrir a productos de tipo fosforado, con plazo de seguridad corto y siempre que la recolección vaya a realizarse en un plazo superior a un mes, añadiendo un buen mojante o aceite y procurando mojar abundantemente el árbol, utilizando preferentemente pulverización hidráulica y pistolete, evitando los atomizadores, que salvo modelos específicos muy bien adaptados al cultivo, suelen ofrecer resultados muy deficientes en el control de esta plaga.

Para los casos en que la recolección vaya a tener lugar en un plazo inferior a un mes, es preferible esperar a que esta tenga lugar para luego, actuar contra la plaga, sin limitaciones, utilizando fosforado más un aceite mineral de invierno, yendo precedido el tratamiento de una poda de aireación adecuada que permita la entrada segura y eficaz del producto en todos los rincones del árbol.

Ceratitis. Los niveles de mosca de la fruta se mantienen altos en general en la última semana. A pesar de la bajada de temperaturas, la actividad de la plaga continua y por ello, hay que mantener la vigilancia sobre su evolución y realizar tratamientos preventivos en forma de parcheo para evitar sus daños, especialmente en aquellas variedades que van iniciando el proceso de madurez, que cada día son más abundantes.

HORTALIZAS

Ostrinia. Las poblaciones de Ostrinia se encuentran muy elevadas, atacando a todos los cultivos sensibles, especialmente alcachofa, bróculi y otras hortalizas. El principal foco de donde está saliendo la plaga son las plantaciones de pimiento que van finalizando o han terminado y no se han limpiado adecuadamente.

Mientras en el resto de hortalizas, Ostrinia se comporta como una especie más de lepidópteros, de los que atacan a estos cultivos, en el caso de pimiento su incidencia es especialmente grave y muy difícil de controlar, sobre todo cuando las plantaciones están en plena producción. Sin embargo, aunque el pimiento esté finalizando, es fundamental que no salga la plaga, puesto que incrementará la presión sobre otras especies, como la alcachofa, donde pasará el invierno refugiada para, posteriormente, volver a atacar a los nuevos ciclos de pimiento de la próxima campaña.

Orugas de lepidópteros. Además de Ostrinia, numerosas especies de lepidópteros se encuentran en estas fechas con los niveles más elevados del año, con fuerte presión sobre las hortalizas de verano-otoño, destacando Helicoverpa, Plusia chalcites, Spodoptera exigua y Sp. Littoralis, y algunas otras especies más específicas como Plutella, Hellula o Vanesa.

Con relación al taladro de la alcachofa, Gorthyna xanthenes, se encuentra todavía en los tocones, en fase de precrisálida o crisálida, no habiendo comenzado todavía la salida de adultos, no debiéndose confundir las orugas de Ostrinia que se introducen en los nervios principales de las hojas y frutos, con esta plaga.

Tomate. Junto con los problemas habituales de moscas blancas, que en esta campaña se ha reducido la presión de forma generalizada, y de submarino u orugas de lepidópteros, la principal incidencia a destacar son los ácaros, tanto araña roja como Vasates y el oidio, que parece encontrar condiciones favorables para su desarrollo en plantaciones bajo mallas densas.

FRUTALES DE HUESO

Sila. Durante toda la campaña pasada muchas de las parcelas de perales presentaron alta incidencia de esta plaga, lo que ocasionó en la mayoría de estas, la aparición de peras manchadas por la presencia de Sila. Para reducir la presencia de la plaga de cara a la campaña del próximo año, es importante en estos momentos controlar las poblaciones que van a pasar el invierno. Para esto es recomendable realizar tratamientos con algún piretroide.

Gusano cabezudo.- Los adultos continúan alimentándose en las ramas de los árboles intensamente, momento este que debe aprovecharse para la realización de tratamientos y reducir así los adultos para la campaña siguiente. Estos tratamientos deberán realizarse en días calurosos, cuando la mayoría de los adultos estén comiendo.

Labores de poda.- En estos días se han iniciado las labores de poda en las variedades más tempranas de albaricoqueros, melocotoneros y ciruelos. En estos casos deben seguirse las siguientes recomendaciones:

-Eliminar todos los brotes que presenten daños de Oidio, síntomas de Chancro, perforaciones de Barrenillos, frutos momificados, etc., ya que son fuente segura de problemas y contaminaciones a lo largo del cultivo siguiente, así como la madera dañada por el granizo, en el caso de plantaciones que hayan sufrido daños del mismo.

-Evitar podas severas, y en los casos en que sean precisas y se realicen cortes en ramas de mayor diámetro, aplicar sobre las heridas de poda un mastic cicatrizante que evita la contaminación de la misma por parte de diferentes hongos de madera que siempre están presentes en el medio ambiente, y además evita el agrietamiento de la madera y su destrucción prematura. Tal aplicación evita así mismo que el agua pueda dormir o permanecer en la herida, colaborando así a la pudrición de la madera.

-En caso de árboles afectados de Verticillium, la poda deberá eliminar la madera que presente síntomas (anillos oscuros concéntricos en su interior), hasta alcanzar madera sana (que dejen de verse tales anillos en la médula).

-Sacar del cultivo y destruir los restos de madera de poda, especialmente en el caso de presencia de plaga de barrenillos. No guardar madera en leñeras cercanas al cultivo y en tal caso, procurar aislarla del exterior de forma eficiente.

-En plantaciones con problemas de gusano cabezudo, deberán eliminarse los árboles con síntomas más graves y que se encuentran en situación irreversible, destruyendo de la mejor forma posible el cuello y las raíces principales, lugar donde se localizan las larvas de la plaga y que pueden dar lugar a adultos el próximo año, que volverán a atacar al resto de la plantación.`p

Información elaborada por la Consejería de Agricultura





Publicidad


Vocento