EL CULTIVO DEL MAIZ     (Apartados del 6. al 6.2.)

1. MORFOLOGÍA Y TAXONOMÍA
2. CICLO VEGETATIVO DEL MAíZ
3. EXIGENCIAS DEL CULTIVO

4.ABONADO

4.1 EXTRACCIONES
4.2.INFLUENCIAS DEL NITRÓGENO
4.3.INFLUENCIAS DEL FOSFORO
4.4.INFLUENCIAS DEL POTASIO 
4.5.MAGNESIO
4.6.LIGOELEMENTOS 
4.7.EPOCAS DE APLICACIÓN 

5. LABORES CULTURALES
6. PLAGAS Y ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES

6.1. PLAGAS
6
.2. ENFERMEDADES  

 

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

 

6.1.  PLAGAS

- Insectos del suelo.

Debe desinfectarse el suelo antes de sembrar para que estos insectos no mermen la densidad ideal de plantación. Entre estos insectos citaremos:

            a) Gusanos de alambre: Los gusanos de alambre (Agriotes lineatus) son también conocidos por otros nombres, tales como “doradillos” o “alfilerillos”. Se conocen con este nombre las larvas de unos coleópteros de la familia Elatéridos. Su piel está muy endurecida y unos anillos se encajan en otros, teniendo estas larvas una forma rígida, de donde les viene el nombre.

            b) Gusanos blancos: Se conocen con el nombre de gusanos blancos varias larvas de Escarabeidos que viven bajo tierra y se alimentan de raíces (Anoxia villosa, Melolontha melolontha y Tropinota hirta).

            c) Gusanos grises: La especie más importante en España es la Agrotis segetum, que vive bajo tierra y rara vez sube a la parte aérea, royendo el cuello de las plantas jóvenes.

            d) Tipúlidos: Son mosquitos gigantescos, de patas muy largas, que sólo producen daño en estado larvario. La especie más frecuente en España es la Tipulia oleracea.

Medios de lucha contra insectos de suelo:

Contra los gusanos del suelo se pueden aconsejar métodos de lucha preventiva y de lucha directa, como los siguientes:

· Labrar bien los campos de 5 a 6 semanas antes de la siembra, manteniéndolos limpios de malas hierbas.
· Cuidar de que el maíz se conserve sin malas hierbas hasta que esté bien desarrollado.
· Utilizar con la sembradora, en el momento de la siembra algún insecticida del suelo (Benfuracarb, Carbosulfan, Fonotos, Foxim, Teflutrin...).

- Orugas taladradoras del maíz.

Existen dos orugas taladradoras del maíz, que son el Noctuido Sesamia nonagrioides y el Pirálido Pyrausta nubilalis. Las orugas de estos lepidópteros excavan en el interior de las cañas ocasionando daños muy graves.

Los maíces sembrados en junio o julio sufren ataques muy graves, de hasta 5-7 larvas adultas por planta, con pérdidas muy importantes de rendimiento. Seguramente aquí los tratamientos químicos estén justificados y, en su caso, los productos más recomendables serían: Bacillus thuringiensis, Clorpirifos, Diazinon, Fenitrotión o Triclorfón.

- Heliothis sp.

El Heliothis es un lepidóptero que ataca a numerosas plagas. En el maíz causa daños muy importantes, alimentándose de las hojas hasta que se forman las mazorcas, donde penetran y se alimentan después de los granos en leche. Se pueden distinguir, por tanto, de las taladradoras del maíz (Sesamia y Pyrausta) en que no suelen taladrar el tallo.

Medios de lucha:

            Bifentrín

            Bifentrín+endosulfan

            Carbaril

            Clorpirifos

            Deltametrín

            Metamidifos

            Profenofos

            Triclorfón

- Arañuela o araña roja (Tetranychus sp.)

Es un pequeño ácaro. Viven en el envés de las hojas y les favorece el calor seco.

Medios de lucha: Uno de los productos empleados es el azufre en polvo micronizado. El azufre actúa como acaricida y no mata a los depredadores de la araña roja.

En cuanto a los productos acaricidas destacan: Bifentrín, Bromopropilato y Propargita.

 

6.2. ENFERMEDADES

- Carbón del maíz. La enfermedad se propaga principalmente cuando el maíz se desarrolla en clima húmedo y nuboso, o también en sitios secos cuando las primaveras son lluviosas.

Como el carbón se propaga por el aire, tiene poca efectividad la desinfección de la semilla. No obstante, se recomienda el uso del Carboxín o Vitavax, fungicida sistémico, del que se usan 100 gr por cada 100 kg de semilla.

- Helminthosporium. Entre las enfermedades que atacan al maíz, después del carbón, la más importante es la debida a varias especies de Helminthosporium, que producen unas manchas en las hojas, alargadas, blanquecinas o marrones. Si la desinfección de semillas es la adecuada (maneb, mancoceb) y se han destruido los restos de cosecha anteriores, los problemas no suelen ser graves.

    |  PÁGINA ANTERIOR |





Copyright infoagro.com. Todos los derechos reservados