EL CULTIVO DEL CALABACÍN   (Apartados del 4.6. al 6.)

1. MORFOLOGÍA Y TAXONOMÍA

2. EXIGENCIAS DE CLIMA Y SUELO

2.1. EXIGENCIAS CLIMÁTICAS

2.1.1. Temperatura

2.1.2. Humedad

2.1.3. Luminosidad

2.2. EXIGENCIAS EN SUELO

3. ELECCIÓN DEL MATERIAL VEGETAL

4. LABORES CULTURALES

4.1. SIEMBRA

4.2. PLANTACIÓN

4.3. ACLAREOS

4.4. APORCADO

4.5. TUTORADO

4.6. DESTALLADO

4.7. DESHOJADO

4.8. LIMPIEZA DE FLORES

4.9. LIMPIEZA DE FRUTOS

5. MARCOS DE PLANTACIÓN

6. FERTIRRIGACIÓN

7. PLAGAS Y ENFERMEDADES

7.1. PLAGAS

7.1.1. Ácaros

7.1.2. Insectos

7.1.3. Nemátodos

7.2. ENFERMEDADES

7.2.1. Enfermedades producidas por hongos

7.2.2. Enfermedades producidas por bacterias

7.2.3. Virus

8. FISIOPATÍAS

8.1. PLATEADO

8.2. FRUTOS “CHUPADOS”

8.3. FRUTOS “ENNIEBLADOS”

8.4. FRUTOS TORCIDOS

8.5. COGOLLOS PARTIDOS

 

4.6. DESTALLADO

En el calabacín no se realiza la poda de formación, por lo que la poda se ve reducida a la limpieza de brotes secundarios, que deben ser eliminados cuanto antes.

4.7. DESHOJADO

Sólo se justifica cuando las hojas de la parte baja de la planta están muy envejecidas o cuando su excesivo desarrollo dificulte la luminosidad o la aireación, ya que de lo contrario traería consigo una reducción de la producción.

4.8. LIMPIEZA DE FLORES

Las flores del calabacín se desprenden una vez completada su función, cayendo sobre el suelo o sobre otros órganos de la planta, pudriéndose con facilidad. Esto puede suponer una fuente de inóculo de enfermedades, por lo que deberán eliminarse cuanto antes.

 

4.9. LIMPIEZA DE FRUTOS

Consiste en suprimir los frutos que presenten daños de enfermedades, malformaciones o crecimiento excesivo, para eliminar posibles fuentes de inóculo y evitar el agotamiento de la planta.

 

 

        5. MARCOS DE PLANTACIÓN

Los marcos de siembra se establecen en función del porte de la planta, que a su vez dependerá de la variedad comercial cultivada. Suelen oscilar entre 1 y 2 metros entre líneas y 0,5-1 m entre plantas. Los más frecuentes son los siguientes: 1 m x 1 m, 1,33 m x 1 m, 1,5 m x 0,75 m y 2 m x 0,5 m. Cuando los pasillos son estrechos (1 m x 1 m ó 1,,3 m x 1 m), la siembra o plantación se realiza al tresbolillo.

 

 

        6. FERTIRRIGACIÓN

En general el calabacín es una planta exigente en humedad, precisando riegos más frecuentes con la aparición de los primeros frutos. No obstante, los encharcamientos le son perjudiciales, y en las primeras fases del cultivo no son convenientes los excesos de agua en el suelo para un buen enraizamiento.

Los sistemas de riego más utilizados en calabacín en invernadero son el riego localizado (goteo y exudación) y el riego a pié ( a manta y por surcos).

 

En riego localizado, el primer aporte se dará un día antes de la siembra, no siendo conveniente alargar demasiado los riegos posteriores a la nascencia, dando riegos ligeros tras la misma, de volumen y frecuencia variable en función del suelo y época de siembra. Es aconsejable someter a la planta a un pequeño período de sequía en estado de 3-4 hojas verdaderas, con el fin de favorecer un potente sistema radicular. Aproximadamente una semana antes del inicio de la recolección deben incrementarse los riegos tanto en volumen como en frecuencia, siendo este aumento progresivo hasta que el cultivo alcance la plena producción.

 

En riego a pié, el primer aporte de agua se realiza un día antes de la siembra. Tras la nascencia es conveniente retrasar los riegos hasta los 20-25 días cuando el suelo está en tempero. A partir del segundo riego, los riegos se llevarán a cabo cada 7-10 días, dependiendo fundamentalmente de la climatología.

 

El consumo de agua dependerá del marco de siembra, época de cultivo y sistema de riego, oscilando en cultivos con riego localizado entre los 2000 y 2500 metros cúbicos por hectárea y ciclo de cultivo y entre 500 y 600 metros cúbicos por hectárea y ciclo en riego a pié. 

 

Tabla 2. Consumos medios (l/m2.día) del cultivo de calabacín en invernadero. Fuente: Documentos Técnicos Agrícolas. Estación Experimental “Las Palmerillas”. Caja Rural de Almería.

 

OTOÑO

 

MESES

AGOSTO

SEPT.

OCT.

NOV.

DIC.

ENERO

FEB.

Quincenas

A

2,17

3,44

3,67

3,42

3,16

2,82

2,00

1,53

1,45

1,03

1,06

0,87

0,85

0,56

B

1,97

3,21

3,04

3,16

2,54

2,00

1,53

1,45

1,03

1,06

0,87

0,85

0,56

C

1,60

1,90

2,81

2,54

1,80

1,53

1,45

1,03

1,06

0,87

0,85

0,56

D

1,14

1,58

2,54

1,80

1,53

1,45

1,03

1,06

0,87

0,85

0,56

E

1,05

1,41

1,60

1,53

1,37

1,03

1,06

1,09

1,10

0,84

F

0,84

1,00

1,19

1,45

1,03

1,06

1,17

1,36

1,31

 

A: siembra 1ª quincena de agosto; B: siembra 2ª quincena de agosto; C: siembra 1ª quincena de septiembre; D: siembra 2ª quincena de septiembre; E: siembra 1ª quincena de octubre; F: siembra 2ª quincena de octubre.

 

PRIMAVERA

 

MESES

DICIEMBRE

ENERO

FEBRERO

MARZO

ABRIL

MAYO

JUNIO

Quincenas

G

0,25

0,66

0,87

1,10

1,40

2,27

2,72

3,19

3,42

3,86

4,11

4,53

 

H

0,39

0,87

1,10

1,40

2,27

2,72

3,19

3,42

3,86

4,11

4,53

 

 

G: siembra 2ª quincena de diciembre; H: siembra 1ª quincena de enero.

 

En cultivo hidropónico el riego está automatizado y existen distintos sistemas para determinar las necesidades de riego del cultivo, siendo el más extendido el empleo de bandejas de riego a la demanda. El tiempo y el volumen de riego dependerán de las características físicas del sustrato, oscilando el consumo total entre 1500 y 2000 metros cúbicos por hectárea y ciclo de cultivo.

 

A la hora de abonar, existe un margen muy amplio de abonado en el que no se aprecian diferencias sustanciales en el cultivo, pudiendo encontrar “recetas” muy variadas y contradictorias dentro de una misma zona, con el mismo tipo de suelo y la misma variedad. No obstante, para no cometer grandes errores, no se deben sobrepasar dosis de abono total superiores a 2g.l-1, siendo común aportar 1g.l-1 para aguas de conductividad próxima a 1mS.cm-1.

 

Actualmente se emplean básicamente dos métodos para establecer las necesidades de abonado: en función de las extracciones del cultivo, sobre las que existe una amplia y variada bibliografía, y en base a una solución nutritiva “ideal” a la que se ajustarán los aportes previo análisis de agua. Este último método es el que se emplea en cultivos hidropónicos, y para poder llevarlo a cabo en suelo o en enarenado, requiere la colocación de sondas de succión para poder determinar la composición de la solución del suelo mediante análisis de macro y micronutrientes, CE y pH.

 

Para una producción media de 80000-100000 kg.Ha-1 las extracciones medias oscilan entre: 200-225 kg de nitrógeno, 100-125 kg de P2O5 y 250-300 kg de K2O, lo que supone un equilibrio aproximado de 2-1-2,5.

 

Los fertilizantes de uso más extendido son los abonos simples en forma de sólidos solubles (nitrato cálcico, nitrato potásico, nitrato amónico, fosfato monopotásico, fosfato monoamónico, sulfato potásico, sulfato magnésico) y en forma líquida (ácido fosfórico, ácido nítrico), debido a su bajo coste y a que permiten un fácil ajuste de la solución nutritiva, aunque existen en el mercado abonos complejos sólidos cristalinos y líquidos que se ajustan adecuadamente, solos o en combinación con los abonos simples, a los equilibrios requeridos en las distintas fases de desarrollo del cultivo.

 

El aporte de microelementos, que años atrás se había descuidado en gran medida, resulta vital para una nutrición adecuada, pudiendo encontrar en el mercado una amplia gama de sólidos y líquidos en forma mineral y en forma de quelatos, cuando es necesario favorecer su estabilidad en el medio de cultivo y su absorción por la planta.

 

También se dispone de numerosos correctores de carencias tanto de macro como de micronutrientes que pueden aplicarse vía foliar o riego por goteo, aminoácidos de uso preventivo y curativo, que ayudan a la planta en momentos críticos de su desarrollo o bajo condiciones ambientales desfavorables, así como otros productos (ácidos húmicos y fúlvicos, correctores salinos, etc.), que mejoran las condiciones del medio y facilitan la asimilación de nutrientes por la planta.



PÁGINA ANTERIOR  |  SIGUIENTE PÁGINA |




Copyright infoagro.com. Todos los derechos reservados