La Verdad Digital
 Webmail    Alertas   Envío de titulares   Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
ESPECIALES
El nuevo Capitol cumple 30 años
RENOVARSE O MORIR. La sala de la plaza del Altozano, sede de Filmoteca de Albacete, celebra esta Feria sus tres primeras décadas
Explicar el significado que para los albacetenses de varias generaciones tiene el espacio ubicado en la Plaza del Altozano, número 9, no es fácil. Siempre se ha dicho que Hollywood era la fábrica de sueños, pero para los albaceteños de los años 30, 40 o 50 Hollywood quedaba muy lejos, y el único medio para transportarse hasta allí estaba en el entonces llamado Cinema Capitol. Ya en los 70, ante la vieja máxima renovarse o morir, el nuevo Capitol queda convertido en una moderna y funcional sala de esas que ahora publicitan algunos como si no existieran desde hace tres décadas en la ciudad: en grada y con gran pantalla. Desde sus butacas se contemplaron los estrenos de los mayores éxitos comerciales de la época, desde Amadeus hasta Loca Academia de Policía, pasando por El Imperio Contraataca, Memorias de Africa, Parque Jurásico o La Vaquilla.

Fue también el primer local de Albacete en contar con la última y más moderna tecnología: desde el cine en relieve de las 3-D en los primeros ochenta, hasta la revolución del sonido digital a mitad de los noventa.

Sin embargo, en 1998, proyectará su último éxito: La máscara del Zorro, para cerrar sus puertas al cine comercial definitivamente, por decisiones meramente empresariales: el público nunca le dio la espalda al veterano y céntrico local. A finales de los noventa, todo parecía indicar que el viejo Capitol, que había acompañado durante casi 70 años la vida de la ciudad, podría terminar convirtiéndose en una cafetería o un comercio, como en este mismo diario se podía leer en la edición del 8 de junio de 1998, de boca del empresario del local, quien añadía que veía muy difícil que el cine volviera a abrir sus puertas.

Sin embargo, la fortaleza del viejo coloso volvió a asomar en un último suspiro, para renacer de nuevo y por tercera vez. Tras sobrevivir al derribo de su apariencia original en los setenta, y resurgir literalmente de las cenizas tras el incendio de la sala en los ochenta, el Cine Capitol fue adquirido por el Ayuntamiento de Albacete convirtiéndose, desde finales de 2001 en la Filmoteca de Albacete.

Desde entonces, la sala ha vuelto a disfrutar del bullicio del público en sus butacas traducido en casi 100.000 espectadores, del mejor cine de todos los tiempos en su pantalla con más de 500 títulos proyectados, y lo más importante: de una nueva vida durante los últimos cinco años que lo ha convertido en alternativa de ocio, referente cultural en lo audiovisual, y punto de encuentro de cinéfilos. Y es que, a veces, recuperar lo que parece un simple local no deja de ser la recuperación de un trocito de la vida de cada albaceteño, y del pulso de la propia ciudad.

Titular Anterior : "De oficio, afilador"
Siguiente titular : "Presente y futuro de las manchegas"


Vocento