La Verdad Digital
 Webmail    Alertas   Envío de titulares   Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
ESPECIALES
«La muerte de mi caballo Rambo me afectó mucho, fue importante en el toreo»
RECUERDOS. Pimpi recuerda que este animal picó muchas corridas en la Feria de Albacete, «y los compañeros valoraron mucho sus excelentes condiciones»
Foto
GRAN PROFESIONAL. Juan Cantos, Pimpi de Albacete, es el propietario de la cuadra de caballos que viene actuando asiduamente en la Feria de Albacete. / M. PODIO
El propietario de la cuadra de caballos que viene actuando asiduamente en la Feria de Albacete, Juan Cantos, Pimpi de Albacete, se muestra especialmente apesadumbrado por la muerte de su caballo ‘Rambo’, que ha sido el estandarte principal de su actividad profesional en esta faceta.

«Fue un golpe muy duro, pues ‘Rambo’ ha sido uno de los caballos de picar más importante de España durante muchos años. Murió el pasado mes de agosto, era muy viejo y he perdido mucha ilusión, mucho más ahora que empieza la Feria. Tenía mucha edad y había picado muchos toros en las ferias de Albacete y además con mucho éxito. Los compañeros picadores me lo comentaron siempre y ahora será distinto», dijo Pimpi de Albacete.

Se refirió a las dificultades de la preparación de los caballos de picar: «La preparación de los caballos para la suerte de picar es muy difícil y los mejores son los de la raza hispano-bretón. Es muy necesario renovar la cuadra de caballos, a los que hay que darles tiempo para hacerse y para que se pongan al día. Para comprar caballos de estas características, hay que viajar a Portugal, a varias zonas de España, trabajar mucho con ellos y luego tener suerte de que tenga corazón y valor. Es muy difícil conseguirlos».

Se refirió a continuación a la modificación que se pretende para la realización de la suerte de varas. «Se habla de que quieren hacer una nueva regulación legal para la realización de la suerte de varas, pero quien realmente motiva estos cambios es el toro en la plaza. En la pasada Feria de Albacete se han desarrollado muy buenos tercios de varas en tardes espléndidas. No se puede tener caballos que estén parados en la plaza a la hora de picar y que además tengan muchos kilos de peso», expuso el propietario de la cuadra de caballos de Albacete.

Trabajo y trabajo

Y habla a continuación de las dificultades cada vez mayores e insalvables casi por las que están atravesando los propietarios de las cuadras de caballos. «La situación está cada vez más complicada. En mi caso, de no haber sido por la Feria de Albacete y algunas plazas de la provincia como La Roda, Tobarra y Tarazona habríamos perdido dinero, pues esta actividad lleva muchos gastos. En algunas corridas me ha costado dinero, puesto que hay un déficit grandes de espectadores y los propietarios de las cuadras de caballos sufrimos las consecuencias en nuestro bolsillo. Es preciso tomar medidas, porque no ganamos el dinero suficiente», expuso, Juan Cantos.

Y ofrece datos que por lo general son muy desalentadores para el futuro de las economías de estos profesionales. «No ganamos dinero suficiente. Este año hemos actuado en cuarenta festejos, pero debemos mantener doce caballos en lo que se refiere a comprar pienso, medicamentos y otras necesidades que hay que cubrir. Si no hubiera sido por la Feria de Albacete, nuestra subsistencia había sido complicada. En otras plazas de la provincia no nos contratan como en Hellín o Villarrobledo. La situación se está tornando insostenible», manifestó Juan Cantos.

No obstante subraya que su ilusión en seguir trabajando. «Es mi ilusión y quiero seguir luchando para sacar esta empresa adelante y también a algunos muchachos jóvenes que quieren ser picadores. Tengo claro de que después de tantos años de trabajo no estoy dispuesto a vender ninguno de mis caballos. Me dan un millón de pesetas y el caballo sigue en mi casa. La afición que tengo no tiene precio. Por otro lado, quiero ayudar a que se formen muchachos para picadores y que poco a poco vayan teniendo el mismo nivel o similar que el que tienen ahora mismo muchos banderilleros de Albacete. Todo se consigue a base de montar mucho, tener mucha afición y estar continuamente preparándote. Ahora mismo tengo un joven que tiene muy buenas condiciones y creo que puede terminar siendo un buen picador. Se llama Juan del Hielo y su afición es muy grande. Fue alumno de la Escuela Taurina y decidió hacerse picador. Le estoy ayudando a formarse».

Titular Anterior : "Carriquiri, un debut muy esperado"
Siguiente titular : "Aires nuevos en el Albacete"


Vocento