La Verdad

en
Especial 'Feria de Albacete 2007' - laverdad.es

Medio siglo del sanatorio de la esperanza

TUBERCULOSIS. Se cumplen 50 años

de la apertura del Hospital de Los Llanos.


Foto
ACONTECIMIENTO. El ministro de la Gobernación, Blas Pérez, fue el encargado de la apertura oficial del sanatorio. / NODO

JOSÉ FIDEL LÓPEZ DEL LIBRO ‘ALBACETE EN EL NODO’
La Guerra Civil dejó como herencia, además de una España castigada por el hambre y la miseria, una cantidad ingente de enfermedades de todo tipo para las que el más que limitado sistema de salud del Régimen de Franco no tenía medios con que hacerles frente. Entre las enfermedades de consecuencias más graves en el Albacete de los cuarenta se encontraba la tuberculosis pulmonar.

Las estadísticas oficiales de morbilidad indican que entre 1943 y 1946 fueron diagnosticados en la provincia no menos de trescientos tísicos anuales. Esas cifras tan duras se redujeron notablemente a partir de 1947, cuando en la capital se detectaron tres casos de enfermedad infecciosa, y en la provincia en torno a 190, es decir, un centenar menos de enfermos a consecuencia de esta patología. De la misma manera, entre 1940 y 1944, un 25%, aproximadamente, de los enfermos de tuberculosos fallecían; entre 1945 y 1949 el porcentaje de muertes era del 20%, unas estadísticas que anduvieron inestables hasta 1953, cuando de los 372 casos tratados, solamente 33 -menos de un 10%- acabaron en fallecimiento.

Hasta 1947, la sanidad local atendía como podía esta enfermedad, pero a partir de ese momento, la provincia dispuso de un centro muy avanzado para la época para tratar esta dolencia, acontecimiento que se recoge en un No-Do de aquel año, el 255 B. En ese documental, del que no se ha conservado la banda sonora, se resume el acto de inauguración del Sanatorio Antituberculoso Nuestra Señora de Los Llanos.

Estrategia del Gobierno

La puesta en funcionamiento de este nuevo sanatorio formaba parte de la estrategia del Gobierno del Régimen para afrontar uno de los males del momento. Es más, en los primeros compases de 1947 se dio el visto bueno a un proyecto de ley para invertir unos 4 millones de euros (680 millones de pesetas de los de entonces) por parte del Patronato Nacional Antituberculoso. El objetivo más inmediato no era otro que habilitar 5.000 nuevas camas en todo el país, y 25.000 en el plazo de 10 años, es decir, antes de 1957. El sanatorio diseñado para Albacete -pero abierto a enfermos de todo el país-, tenía capacidad para 400 pacientes, y se llevó un porcentaje importante del presupuesto millonario del Patronato Nacional Antituberculoso. La inauguración tuvo lugar el domingo, 9 de noviembre de aquel lejano 1947.

Las principales autoridades sanitarias del país, acompañadas por otros importantes dirigentes del Gobierno del Caudillo, se trasladaron a la ciudad durante unas horas para tomar parte en tan importante acto. A la cabeza de la comitiva, el ministro de la Gobernación, Blas Pérez González, acompañado del director general de Sanidad, doctor Palanés; el secretario general del Patronato Antituberculoso, doctor Benítez Franco; el delegado nacional de Sanidad, Agustín Aznar, y el jefe de la Obra 18 de Julio, Muñoz Calero.

Este sanatorio contaba con las siguientes dependencias y servicios, desde instalaciones de desinfección, a laboratorios, quirófanos, rayos X y servicios complementarios, como cocina de vapor, lavaderos mecánicos y otras.

Los Llanos nació como un hospital reservado a los tuberculosos. Todavía en los setenta era un centro de referencia para toda España. Sólo en 1971 llegó a acoger a más de 200 enfermos con esta patología. El Hospital de Los Llanos cerró sus puertas el 14 de abril de 1997 por decisión del Instituto Nacional de la Salud (Insalud). En mayo de 2005, el edificio fue demolido.


Titular anterior: "Un referéndum cantado"
Titular siguiente: "El ‘piojo verde’, sesenta años atrás"

 
VOCENTO
© Copyright LAVERDAD.ES
LA VERDAD DIGITAL, S.L. CIF: B73096802
Camino Viejo de Monteagudo s/n. 30160. Murcia

Contactar / Publicidad / Mapa web / Aviso Legal / Política de privacidad /Master El Correo / Suscripciones La Verdad