Un pregonero de cine

El albaceteño José Luis Cuerda es uno de los referentes en la industria cinematográfica española del momento

 Hay que reconocerlo, Este año el Ayuntamiento ha hecho una buena elección. Esta Feria, el acto del pregón ha recogido dos de las pasiones más confesables de los albaceteños. Por un lado, la Feria, que muchos adoran y admiran por lo que significa, por lo que ha sido, es y será, y por otro, lado, el cine, representado por José Luis Cuerda, máximo exponente de la tímida pero interesante historia cinematográfica de esta provincia.  
Ante el trabajo en el cine de José Luis Cuerda realmente hay que descubrirse. La de este cineasta es la historia de un narrador de la vida, la de de un juglar de nuestro tiempo dedicado a recopilar vivencias de personajes de carne y hueso de aquí y de allá, de inyectarles humanidad y de ponerlos sobre la gran pantalla.

Albaceteño por los cuatro costados —es uno de nuestros embajadores más importantes—, José Luis Cuerda ha ido acumulando en su dilatada carrera trabajos muy interesantes y que se han convertido en algunos casos en verdaderos fenómenos sociológicos.

Para muchos, Cuerda comenzó su carrera con El Bosque Animado, un magnífico trabajo en el que adaptó para el cine la novela del mismo nombre de Wenceslao Fernández Flores, una película que por cierto logró una recaudación millonaria, de varios cientos de millones. Pero antes de eso, el realizador manchego llevaba a sus espaldas un magnífica colección de títulos para televisión y para cine, entre los que cabe destacar, por ejemplo, Pares y Nones.

El resultado de El Bosque Animado le llevó a decidirse a rescatar del cajón de los guiones la historia de Amanece que no es poco. Por fin, y de la mano de Cuerda, la provincia sirvió de plató cinematográfico. Ayna, Molinicos y Liétor se llenaron en un caluroso verano de 1988 de gente del cine. En la actualidad, las aventuras y desventuras de Resines, Saza y Alexandre siguen siendo todo un referente para los seguidores de un humor muy especial, e incluso dispone de su propia página en Internet. Luego vinieron otras cintas como complicada La viuda del Capitán Estrada, la excelente La Marrana, la realista Tocando Fondo y la innovadora Así en el cielo como en la tierra.

Después, Cuerda decidió meterse a productor, y acertó de pleno fijándose en un joven llamado Alejandro Amenábar, a quien ayudó a realizar Tesis, un fenómeno en el cine español que recaudó cerca de 450 millones. Su segunda producción, Abre los ojos, tampoco fue nada mal, con más de 1.000 millones de recaudación. Y coincidiendo con el mes de septiembre, Cuerda estrena su último trabajo como director, La lengua de las mariposas, una adaptación de relatos de Manuel Rivas que cuenta con Fernando Fernán Gómez como cabeza de reparto.

Y no queda aquí todo. Cuerda, que ha dirigido este verano un interesante curso en la Universidad de Verano Menéndez Pelayo de Santander, anda metido en la preparación de la nueva película de Amenábar, en la que como productor principal intervendrá Tom Cruise, y que podría contar en el reparto con su esposa, Nicole Kidman. La Feria de Albacete puede estar satisfecha de haber contado con un pregonero de cine. Una buena elección.


Sube