EVASIÓN. Ocio y tiempo libre
 PORTADA
 ARTE
 CINE-TV
 GENTE
 LITERATURA
 MÚSICA
 NATURALEZA
 RUTAS-LUGARES
 TIEMPO LIBRE
 TECNOLOGÍA
 VIDEOJUEGOS


Paso al futuro

CEBIT 2006. Dispositivos portátiles y accesibilidad global, estrellas de la feria de Hannover, que ha asistido a la presentación del primer ordenador capaz de leer el pensamiento

CARLOS ZAHUMENSZKY


El escritor George Orwell, autor de ‘Gran Hermano’, hubiera estado orgulloso de asistir a la nueva edición de la feria Cebit. La cita anual con la tecnología ha sido testigo de los primeros prototipos de ordenador capaces de leer la mente humana. Que nadie se asuste de momento. Estos ordenadores no permitirán a nuestro jefe saber lo que pensamos, ni servirán para recibir los e-mails directamente en el bulbo raquídeo (aunque todo se andará). Se trata de un sistema, desarrollado por informáticos del Instituto Fraunhoffer y especialistas en neurología del Hospital Charité de Berlín, que permite a un ordenador interpretar movimientos imaginarios de una persona.

Mediante un complejo casco lleno de electrodos, el usuario puede mover el cursor por la pantalla y escribir frases sencillas pulsando letra a letra, cómo si se hiciera con un ratón. El aparato analiza las ondas cerebrales emitidas por el usuario con cada pensamiento y las traduce en una orden de movimiento sencilla que pueda entender una máquina. De ahí a poder abrir un procesador de textos con la mente, crear un documento y ponerse a escribir aún hay mucho.

El proyecto ha tardado cinco años en desarrollarse y aún se necesitarán otros tantos para pensar en cualquier aplicación comercial. No obstante, se trata de un paso tecnológico enorme que podría mejorar, en el futuro, la vida de los discapacitados graves o permitir controlar con la mente miembros artificiales.

No todos los avances tecnológicos presentados en Hannover son tan revolucionarios. Restringida en sus comienzos a dispositivos y soluciones pensadas para el mundo empresarial, Cebit, que cerró sus puertas el pasado miércoles, ha celebrado su vigésimo aniversario con más de 130.000 visitantes en torno a stands de 3.305 empresas de 71 países, que ocuparon un espacio de exhibición superior a los 310.000 metros cuadrados.

El primero de los ejes sobre los que ha girado la feria es la movilidad informática. En España, la venta de ordenadores portátiles ya ha igualado a la de sobremesa. Según un estudio desarrollado por la consultora Context, durante el cuarto trimestre de 2005 se vendieron 592.000 unidades de sobremesa, frente a 581.000 portátiles. Esta proporción ya se ha invertido en el mercado profesional, donde los portátiles superan a sus primos voluminosos por 40.000 unidades.

Diminutos

Las empresas investigan en líneas de producto mas pequeñas y potentes. Desde hace tiempo se especulaba con la posibilidad de que Microsoft comercializará su reproductor multimedia para competir con el I-pod de Apple y los de Redmond han aprovechado Cebit para presentar Origami. Bajo este termino japonés que alude al arte de la papiroflexia se esconde un ordenador a medio camino entre los portátiles y los PDA. Del tamaño de un libro y apenas 500 gramos de peso, Origami dispone de una generosa pantalla táctil y capacidad para reproducir toda clase de contenidos multimedia o funcionar como un PC.

El concepto se llama UMPC (Ultra mobile PC) y parece la nueva apuesta de Microsoft tras la tibia acogida que sufrieron los tablet PC, ordenadores convertibles en pantalla táctil que hace dos años fueron la gran apuesta del sector. Mientras tanto, en el mundo de la informática de sobremesa, los procesadores de doble núcleo se imponen como el nuevo estándar.

Pantallas planas y de alta resolución

El sector de monitores y pantallas de TV ha asistido en el Cebit a la presentación de modelos descomunales de más de 100 pulgadas. Los de más éxito integran receptor de TDT y grabador de vídeo digital con disco duro, como esta unidad de 42 pulgadas de la marca LG.

Precio: 1.800 E




 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es