LA PORTADA

ESPECTÁCULOS

CINE

MÚSICA

LITERATURA

EXPOSICIONES

VARIOS

CURSOS

CONCURSOS

RUTAS

REPORTAJES

MÚSICA

Horroropops
Subcultura

Texto: Oscar Cubillo
07/02/2004

Estéticamente, parecen una mezcla psicotrónica entre La Familia Munster, los Cramps y los Blackyard Babies. Sónicamente, remiten a No Doubt, Blondie, Stray Cats o Skunk Anansie, y sus letras de chicle terrorífico aspiran a invadir a la masa con su debut, ‘Hell Yeah!’ (Hellcat-Mastertrax), que sale el martes. Atienden por Horrorpops y se gestaron en 1996 en el Popkomm de Colonia, donde coincidieron los daneses Kim Nekroman, líder de los psychobillies Nekromantix, y la morena Patricia, ex PPG, una banda de indie punk.

Horroropops

¿Y os hicisteis novios, Patri? «Je, je… En un grupo, todo el mundo es novio y novia. Es como un largo matrimonio, con las partes buenas y malas», susurra sexy desde Los Ángeles. Horrorpops no le dan sólo al rockabilly. «El punto de partida fue que nos hartamos de encuadrarnos en un estilo. Al juntarnos, quisimos poder tocar todo. En 1996 nos preguntaron cuál era nuestro estilo y contestamos que horror pop. De ahí tomamos el nombre».

La voz de Patricia, cantante y contrabajista, es lo más pop del conjunto. «Ji, ji –ah, nos hemos vuelto a enamorar–. Hum... nunca he tenido esa opinión, pero puedes tener razón». La vocera domina el discurso y afirma que «elegimos carecer de influencias. Entrábamos en el local de ensayo con el propósito de no citar ningún grupo o estilo. A los seis –incluye a las ‘go-gos’– nos gustan tantas cosas diferentes que nunca nos pondríamos de acuerdo al decantarnos por una. En mi colección hay de todo, desde Europe a Dolly Parton».

Un secreto

Hace 16 años, a los trece o así, Patricia se hizo el primer tatuaje. «No te digo dónde, je, je. Es un secreto. No fue bonito». Recuerda a Poison Ivy, de los Cramps. «¿De verdad lo piensas?». Sí, pero tú eres más joven, cariño. «Oh, gracias. Me habías preocupado. Creí que parecía mayor. Los Cramps son una referencia, pero no más que otros».

Lo que Patricia no niega es que luce como la ‘pin up’ Betty Page. «He llevado esta imagen los últimos diez años, y antes nadie la conocía. Ahora sí, y me alegra porque se recupera esta subcultura. Aún está viva».

Horrorpops pululan por la movida rockabilly, pero otean más allá. «En L.A. me he dado cuenta de que la escena rockabilly es aquí mucho más grande que en Europa. Congeniamos con ellos porque les atraen subculturas del rock and roll, y no el tecno y el dance, je, je...». Patricia subraya que a sus bolos acude «todo tipo de público: nuevaoleros, skins, gente corriente a la que le va el pop... Aquel al que le gusta la música, puede apreciar a los Horrorpops».

‘Hell Yeah!’ es su primer discos en ocho años. «No queríamos grabar en un sello danés porque nunca podríamos actuar fuera. Esperamos a la oportunidad correcta». Que les llegó vía Hellcat, el sello californiano dependiente de Epitaph. «Fue el mejor día de nuestra vida. Los Nekromantix ya editaron con Hellcat y éramos muy amigos del jefe, Tim Armstrong, y del resto de los chicos de Rancid. Estábamos nerviosos, pero, cuando tocamos algo , Tim dijo: ‘Oh yeah! Me encanta. Os ficho’».

Han titulado su debut con la expresión que sueltan a todas horas, opinan que pueden aspirar al éxito comercial de No Doubt, les marca la serie B tipo Russ Meyer, en su cóctel citan a Siouxsie & The Banshees, Billy Idol, Ramones, Tiger Army o Depeche Mode, sus letras están llenas de espíritus y psychobitches infernales, y en primavera visitan España.

 

    

 

        


© La Verdad Digital S.L.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@la-verdad.com