LA PORTADA

ESPECTÁCULOS

CINE

MÚSICA

LITERATURA

EXPOSICIONES

VARIOS

CURSOS

CONCURSOS

RUTAS

REPORTAJES

REPORTAJES

Daniel Huarte
Actor


Texto: Carmen Barreiro. Fotos: José Ramón Ladra
19/08/2002

La cara que puso el padre de Daniel Huarte cuando se enteró de que su hijo quería ser actor fue todo un poema. «Cuando terminé COU, en lugar de matricularme en la Facultad de Derecho,que era lo que quería él –su padre es abogado–, me pasé todo el verano preparando las pruebas de acceso para la Real Escuela Superior de Arte Dramático», recuerda.

Y no le fue nada mal. De los 800 aspirantes, Daniel se puso a la cabeza. El número uno. Hasta entonces no se había planteado «vivir de la interpretación». De hecho, su primer casting lo hizo a los 19 años. «Fue el de ‘Al salir de clase’».

Está claro que la serie, una de las mayores canteras de actores que ha dado la televisón en los últimos años, marcó un antes y un después en la carrera de este actor madrileño, al que le gusta hacer pequeñas escapadas a Ibiza para desconectar de su frenético ritmo de vida. «Pasé del anonimato total a no poder salir a la calle. Que gente a la que no conoces de nada te salude cuando se cruza contigo te halaga, pero al mismo tiempo es una sensación muy extraña».

Daniel es un tipo con los pies en el suelo, que ha sabido aprovechar su éxito televisivo para hacer realidad antiguos proyectos. Ha producido y protagonizado junto con otros tres compañeros de Al salir de clase la exitosa obra de teatro Caos, participa en el último filme del cubano Rai García, compone bandas sonoras de películas y ahora comienza una gira con su grupo, Dublin 5, del que es letrista y compositor. Porque, aunque es más conocido por su faceta de actor, Daniel también es músico «desde los cinco años. Ahora mismo, el grupo es mi prioridad. ¡Tenemos programadas casi cien actuaciones!».

Ssegún el propio Daniel, la mejor inversión que ha hecho con el dinero ganado en televisión ha sido comprarse un luminoso ático en las afueras de Madrid, donde vive desde hace cuatro años.

La vivienda, decorada por él mismo – «la mayoría de las cosas las he comprado en viajes»–, se distribuye en dos alturas, que quedan comunicadas a través de una escalera de caracol. El amarillo domina la planta baja, mientras que el azul tiñe las paredes de la buhardilla, donde ha instalado un pequeño estudio de grabación.

«He hecho pequeños cambios en la distribución para adaptar la vivienda a mis necesidades. Arriba, por ejemplo, tiré tabiques para ganar espacio». La música y el cine también tienen su sitio en la casa. Una gran pantalla de televisión y más de 600 cedés lo confirman. No obstante, su profesión no le permite disfrutar de esos objetos todo lo que Daniel quisiera. «Me debo estar haciendo mayor porque cada vez me gusta más estar en casa». Es ley de vida.

 
 

        


© La Verdad Digital S.L.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@la-verdad.com