Suplemento especial del diario LA VERDAD
 
 
 


Desarrollo sostenible

La Federación Española de Caza crea una munición ecológica sin plomo

Foto
NUEVOS PERDIGONES. No hará falta cambiar de escopeta. / LV


Los perdigones ecológicos -en su composición no entra el plomo- desarrollados tras una investigación encargada y financiada por la Real Federación Española de Caza (RFEC) entrarán en la fase de pruebas de campo en las próximas semanas, tras numerosos ensayos de laboratorio de los prototipos con resultados satisfactorios.

La nueva munición ha sido desarrollada por un equipo de investigadores dirigido por Francisco Javier Pérez Trujillo, catedrático del área de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica, de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense (Madrid).

A diferencia de los perdigones clásicos no contiene plomo, altamente contaminante y perjudicial para el medio ambiente, especialmente en los humedales.

Los nuevos perdigones, elaborados conforme a la técnica denominada de «dispersión particulada» ODS (Oxide dispersión strenght), constan de una matriz de aleación metálica, que puede ser de zinc y bismuto, de zinc y aluminio, de estaño y bismuto, o de estaño y zinc según las propiedades deseadas, y un interior formado por una dispersión de partículas de refuerzo que puede estar integrada por wolframio o por ferro-wolframio, en forma de óxidos o carburos.

La investigación desarrollada por Pérez Trujillo garantiza la obtención de todos los objetivos marcados por la RFEC al poner en marcha el proyecto, en 2004: munición carente de plomo u otros metales altamente contaminantes, propiedades mecánicas y balísticas similares a las de la munición clásica, y capacidad para ser utilizada con las armas actuales, sin necesidad de cambiar o adaptar las escopetas de los cazadores.

Las características mecánicas y balísticas buscadas, homologables a las del plomo, debían ofrecer densidad, peso, dureza, deformabilidad, y penetración y dispersión aerodinámicas semejantes a los perdigones clásicos.

Ello se ha obtenido por medio de la tecnología ODS y la utilización de wolframio -elemento químico de número atómico 74-, un metal escaso en la corteza terrestre, muy duro y denso y cuyo punto de fusión es el más elevado de todos los elementos.

Conforme a las pruebas realizadas, supera con mucho las prestaciones de la munición de acero o de cerámica ya existente, con la ventaja de ser mucho más barata.

Mientras que el perdigón de acero o cerámica encarecería la caja de cartuchos entre el 300 y el 400 por ciento -además de exigir el cambio de armas-, la nueva munición ecológica supondría sólo un aumento de entre el 25 y el 30 por ciento sobre los precios actuales.

Los nuevos materiales desarrollados para esta munición ecológica fueron patentados por la RFEC y por sus seis inventores, encabezados por Pérez Trujillo, el 16 de marzo de 2006 ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO), con el número de registro WO/2006/027403, bajo el epígrafe «Nuevos materiales para la producción de munición ecológica y otras aplicaciones».

Los primeros 700 kilos de esta munición, todavía experimental, fueron producidos en la fábrica montada al efecto en Chiloeches (Guadalajara) el pasado noviembre. Tras los ensayos mecánicos y balísticos en laboratorio, la federación ha entablado contactos con los responsables autonómicos para efectuar las primeras pruebas de campo en humedales de Tarragona y Valencia, con el fin de evaluar sus efectos sobre el medio ambiente.








Publicidad



 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es