Suplemento especial del diario LA VERDAD
 
 
 



Un antiguo ingeniero español de la Nasa crea torres para cortafuegos


El ingeniero en electrónica Antonio Ibáñez ha ideado un sistema capaz de acabar con los incendios forestales y ahorrar miles de euros a la Administración. El proyecto propone la instalación de torres cortafuegos en lugares estratégicos de la zona a proteger, confeccionadas con un material ignífugo y dotadas de un depósito de agua y líquido refrigerante.

La torre, cuya altura y aspecto exterior se puede adaptar al lugar detecta cambios bruscos de temperatura de más de cien grados, lo que activa el mecanismo que además de informar del lugar en el que se ha iniciado un incendio, expulsa agua a presión en proporción al aumento de la temperatura.

El ingeniero, que había trabajado durante largo tiempo en la Nasa, presentó el prototipo de la torre cortafuegos con un simulacro de incendio en la finca Alba Montecristo, en presencia del alcalde de Daimiel, José Díaz del Campo. Cada torre incluye un depósito de un metro cúbico de agua (1.000 litros) que cunden más por el líquido refrigerante que lleva en su interior. Nada más activarse el mecanismo salen dos chorros de líquido. El chorro superior llegue a los doce metros de altura y el inferior cubre los troncos y el pasto. Ambos están diseñados para que creen cortinas que cubran de 1.200 a 3.800 m2.



 


 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es