PORTADA
 REPORTAJES
 CIENCIA
 CORAZÓN DE  PAPEL
MI MURCIA /
GARCÍA MARTÍNEZ
 


REPORTAJES

Un cazador francés mata a ‘Canela’, la última osa autóctona del Pirineo

Texto: Julián Méndez
04/11/2004


IRREPETIBLE. Imagen de Canela, la última osa fértil autóctona de los Pirineos. Ha sido abatida a tiros.

Canela, la única osa autóctona en edad fértil que sobrevivía en los Pirineos, murió el lunes por los disparos de un cazador de la localidad francesa de Urdos que participaba en una batida de jabalíes. El suceso ocurrió cuando un grupo de seis cazadores se internó en una abrupta zona rocosa de las estribaciones pirenaicas.





Naturalistas locales habían advertido a la Oficina Nacional de Caza sobre la presencia de la hembra y su osezno para que evitara batidas

Los perros olieron el rastro de la osa Canela, que iba acompañada de un osezno de 10 meses. Según Gerôme Ouilhon, de los Fondos de Intervención Eco Pastorales-Grupo Oso Pirineos (Fiep), todo sugiere que el osezno no fue capaz de escapar del acoso de los perros y que su madre se encaró con uno de los cazadores. Éste, al sentirse amenazado, disparó su escopeta y mató a la osa. «Creemos que, al ser tan pequeña, la cría no pudo huir rápidamente en una zona tan escarpada», dice Ouilhon. El oso habitualmente esquiva al hombre.

«Aquí los osos nunca han atacado a paseantes o montañeros», confirma Gerôme Ouilhon. La única circunstancia en que una hembra puede volverse peligrosa para los humanos es cuando defiende a sus crías. Canela tenía quince años.

Ayer, agentes de la Gendarmería, guardas y los propios cazadores participaron en una reconstrucción de los hechos para tratar de esclarecer la muerte de la osa. «El sábado habíamos hecho un seguimiento a Canela y a su osezno. Una vez en Pau –explica Gerôme Ouilhon–, dimos un aviso a la Oficina Nacional de Caza para que advirtiera a las oficinas locales y a los cazadores de la presencia de los osos para que no se organizaran batidas. Pero el lunes subieron al monte y mataron a la osa». La localidad de Urdos se encuentra en la vertiente francesa del valle de Aspe, al otro lado del túnel de Somport (Huesca). La Oficina Nacional de Caza es la encargada de proporcionar los permisos para las batidas.

El futuro del osezno

Todo apunta a que los cazadores sabían de la presencia de osos en los riscos de Urdos. «Y no deberían haber acudido a esa zona con perros», indicó el presidente de Fiep, Gérard Caussimont. Canela era el único ejemplar de osa autóctona de los Pirineos en edad fértil que quedaba en la comarca.

El resto de hembras o son ejemplares llegados de Eslovenia y reintroducidos en Pirineos o son oseznos producto del mestizaje con machos centroeuropeos.

Nuevo Panorama
Nuevo Canal Panorama

 

Publicidad



 
 
© La Verdad Digital S.L.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es