PORTADA
 REPORTAJES
 CIENCIA
 CORAZÓN DE  PAPEL
MI MURCIA /
GARCÍA MARTÍNEZ
 


REPORTAJES

Robert Harris narra en clave de ‘thriller’ las trágicas últimas horas de Pompeya

Texto: Miguel Lorenci / Londres
13/10/2004


AUTOR DE ÉXITO. El escritor Robert Harris, en la puerta de su deslumbrante mansión. /COLPISA

Robert Harris (Nottingham, 1957) lo sabe todo de la erupción del Vesubio que sepultó las ciudades de Pompeya y Herculano y a todas sus gentes en el año 79. Ha investigado durante años aquella gran catástrofe natural en la bahía de Nápoles y ahora lo cuenta en clave de intriga histórica en Pompeya (Grijalbo) a través de los ojos de un ingeniero hidráulico. Es la última entrega de este Pérez-Reverte británico que desde el periodismo se ha instalado en la literatura como narrador de éxito y mimado por el cine.


«La explosión volcánica que sepultó Pompeya fue 100.000 veces más potente que la bomba de Hiroshima», indica el popular novelista inglés

Ha sido gracias a superventas como Enigma, El hijo de Stalin o Patria, de los que ha vendido más de tres millones de libros. Un millón de copias sólo de Pompeya, traducida ya a 30 lenguas. Fascinado por Roma, Harris seguirá fijando su atención narrativa en aquella poderosa civilización.

–¿Estudió más vulcanología, hidrodinámica o ingeniería hidráulica para preparar el libro?
–Estudié mucho de muchas materias. Pero muchísima vulcanología para poder dilucidar qué sucedió con el Vesubio, que es un personaje más del relato. Ahora sabemos que hubo avisos de la catástrofe –faltó el agua–, que no fue un brutal e inesperado Big-Bang, ya que duró al menos 18 horas, y que los dos mil personas que perecieron alcanzadas por una ola de fuego circulaban por los techos de la ciudad sobre un cúmulo de ceniza, piedra pómez y escoria.

–¿Todos los personajes de su novela son reales?

–Algunos son totalmente reales, como Plinio el viejo, al que mató su curiosidad por la erupción, y otros como el malvado Popilio Ampliatus, liberto ambicioso y dominador, tienen una base real. Investigué los nombres auténticos, pero la mayor parte han sido inventados, como el ingeniero Marco Atilio Primo. Este personaje protagonista del aguador, encargado de supervisar el Acqua Augusta –más de cien kilómetros de acueducto para 9 ciudades y 250.000personas– me permitía hablar de tecnologías, conectar con la mentalidad de hoy y reflejar la realidad de aquel tiempo.

–¿Cualquier imperio, aun todopoderoso, es finito? ¿Habrá siempre una fuerza mayor, natural o humana, que lo supere?
–Sí. Es una ley histórica. Escribí Pompeya cuando se hablaba de las armas de destrucción masiva. La naturaleza puede serlo, con terremotos, erupciones o a través de fenómenos como el calentamiento global. Es imposible no sentirse sobrecogido por el poder de la naturaleza y saberse a su merced. Tengamos en cuenta que la erupción del Vesubio liberó una energía térmica equivalente a 100.000 bombas atómicas como la lanzada sobre Hiroshima.

–¿Qué iguala a los imperios romano y estadounidense?
–La historia no se repite milimétricamente, pero las semejanzas están en su enorme potencia militar, no igualada antes en dos milenios, y en la implacable dominación cultural, lingüística, tecnológica y económica. Eso da verdadero poder. Desde el final de la guerra fría se nos dice que los Estados Unidos representan el fin de la historia. Un romano del siglo primero se habría sentido como un americano de hoy. El atractivo que sentinos por los romanos se debe en que son el reflejo de nuestra propia época, en la que también hay traiciones, ambición de poder, codicia, y audacia.

–¿Qué prepara tras Pompeya?
–Durante muchos años fui un cronista político. Siempre quise escribir un libro político. Pero, ¿cómo crear personajes que superasen a Blair o Bush?

LA NOVELA

Autor: Robert Harris (Nottingham, 1957).
Título: Pompeya.
Género: Intriga histórica.
Editorial: Grijalbo.
Otros títulos del mismo autor: Enigma, El hijo de Stalin, Patria.
Su debilidad: Roma.
En otras lenguas: Su obra ha sido traducida ya a 30 lenguas.



Nuevo Panorama
Nuevo Canal Panorama

 

Publicidad



 
 
© La Verdad Digital S.L.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es