PORTADA
 REPORTAJES
 CIENCIA
 CORAZÓN DE  PAPEL
MI MURCIA /
GARCÍA MARTÍNEZ
 


REPORTAJES

Honores para Ramsés I

Texto: Heba Hemy. Efe / El Cairo
30/10/2003


RESCATE FARAÓNICO. La momia atribuida al faraón Ramsés I recién recuperada por el Museo de Egipto, en El Cairo. / EFE

El faraón Ramsés I reposa ya en la tierra que gobernó hace más de 3.500 años, después de que su momia regresara anoche a Egipto, de donde fue sacada ilegalmente hace más de 140 años por una familia de contrabandistas. La momia entró en el Museo de Egipto, en El Cairo, con honores de jefe de Estado, a pesar de que no existe seguridad absoluta sobre su identidad.

Después de 140 años, El Cairo recupera la momia del faraón que gobernó Egipto hace 3.500 años

Los niños del colegio del Museo, vestidos como sus antepasados, acompañaron la caja envuelta en la bandera egipcia, mientras entonaban himnos militares como los que se escuchan en el aeropuerto en las visitas oficiales.

«Aunque no tenemos pruebas al 100%de que la momia sea de Ramsés I, fundador de la XIX dinastía, que marcó la edad de oro del Imperio Nuevo egipcio, los informes y los estudios arqueológicos indican que es una momia real», explicó el arqueólogo egipcio y director del Consejo Superior de Antigüedades egipcias, Zahi Hawas.

Acompañado por Bonnie Speed, directora del museo Michael C. Carlos de Atlanta, donde permaneció la momia los últimos años, Hawas descubrió el cuerpo que será exhibido un mes y medio en el Museo de El Cairo, antes de ser trasladada a Luxor, antigua Tebas y capital de la XIX dinastía.

«El regreso de la herencia cultural de Egipto ilegalmente sacada del país es el gran sueño de los egipcios», señaló el ministro de Cultura, Faruk Hosni, que no pudo asistir a la bienvenida.

En medio de una gran expectación, Hawas relató los pormenores del rescate de la momia, robada de Egipto en la segunda mitad del siglo XIX. «La odisea de Ramsés I empezó en 1870 cuando la familia de Abdel Rasul consiguió expoliar su tumba en el Valle de los Reyes de Luxor (a 725 kilómetros de El Cairo)», subrayó Hawas. «En 1871 fue vendida al anticuario inglés Mostafa Agha, quien la revendió al museo de Arte de la Cataratas del Niágara (Canadá), que la adquirió sin saber que pertenecía a un rey», continuó.

Este museo se declaró en quiebra en 1999 y vendió toda su colección a un tratante canadiense que no se sentía atraído por las antigüedades faraónicas y se la ofreció al museo Michael C. Carlos por dos millones de dólares.

Colecta pública

Uno de los directivos del museo pagó un millón, mientras que el resto fue reunido a través de una colecta pública entre la población de Atlanta, a la que ahora una frase al pie de la momia agradece que la haya «regalado» a Egipto.

Apoyado en esta historia y en diversos estudios del museo Michael C. Carlos, Hawas justifica que la momia pueda ser del propio Ramsés I. Según el arqueólogo egipcio, existen varios indicios que prueban esta teoría: Agha fue el comprador de todos los tesoros robados por los contrabandistas en la tumba de Ramsés I. Además, los rasgos del rostro se parecen mucho a los de Seti I, su hijo y sucesor y padre de Tutankamon, cuya tumba ha sido la única real encontrada intacta. Asimismo, la forma de momificación y la postura de la manos indican que se trata de un rey del Imperio Nuevo (1539-1075 a. C.). Por último, «cuando en 1881 se abrió la tumba de Ramsés I, en Deir Bahary, (en la margen occidental del Nilo) la encontraron vacía».

Ramsés I, considerado el segundo mejor comandante de las épocas faraónicas –tras el guerrero-faraón Horemheb–, gobernó el Alto y Bajo Egipto entre el 1304 y el 1192 a. C. Ahora, tras más de 140 años de periplo norteamericano, descansará en la capital que conoció su esplendor a la vista de quienes quieran visitarlo.

Nuevo Panorama
Nuevo Canal Panorama

 

Publicidad



 
 
© La Verdad Digital S.L.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es