Portada Pueblos de Murcia ]

Principal >
< Economía  >
< Gastronomía >
< Dónde comer  >
Dónde dormir >
Legado histórico >
Patrimonio artístico >
Fiestas y tradiciones >
Foro Cartagena >

¿Quieres aportar datos o fotos de tu municipio a este canal? Envía tus contenidos a : internet@laverdad.es.


 
 
 


Superficie: 558.3 Km ²
Nº de habitantes: 207.286 (INE 2007)
Altitud: 10 metros
Distancia a Murcia: 50 Km
Lugares de interés: Ayuntamiento, Plaza Héroes de Cavite, Monumento Submarino Isaac Peral, Parque de Torres, Iglesia de la Caridad, Iglesia de Santa María de Gracia, Asamblea Regional, Museos Arqueológicos.


El blasón muestra un castillo sobre peñas batidas por el mar, y bordura de leones y castillos, símbolos de Castilla y León. El castillo en oro sobre fondo azul representa el carácter de fortaleza de la ciudad con un puerto natural difícilmente accesible. La bordura consta de ocho jaqueles o cuadros; en cuatro de ellos campea el castillo dorado sobre campo de gules y en los restantes hay un león rampante de gules sobre campo de plata. [Ver]


Panorámica del casco antiguo de Cartagena

Atribuída su fundación al príncipe Teucro, a Aníbal, a Asdrúbal y a Escipión, abrigada por cinco colinas que evocan la configuración de Roma, conquistada, desvalijada y destruída, asolada por la peste, cantada por poetas y guerreros, quede constancia de esta hermosa cita de una ciudad legendaria que a lo largo de los siglos se llamó Mastia / Qart Hadas / Cartago Nova / Qartayanna al Halfa / Cartagena:

Hay un paraje al que un islote sirve de resguardo y forma un ancho y retirado puerto. Quebrada el agua en los opuesto lados, y partida en derrames se introduce por estrechas gargantas. Dos peñascos amenazan al cielo de arrecifes por una y otra parte acompañados; al pie, las aguas sosegadas duermen, y todo lo domina un bosque opaco en que infundiendo horror la negra sombra, suena el ruido de agitados brazos.
En la orilla frontera hay una gruta entre escollos pendientes; hay escaños de tierra viva dentro, y aguas dulces de las ninfas albergue solitario.

Panorámica del puerto de Cartagena

Estos versos, atribuídos a Virgilio, describen el entorno mítico y privilegiado del puerto de Cartagena al que Miguel de Cervantes también alabó:

Con esto, poco a poco, llegué al Puerto
A quien los de Cartago dieron nombre
Cerrado a todos los vientos y encubierto
A cuyo claro y singular renombre
Se postran cuantos puertos el mar baña
Deslumbra el sol y ha navegado el hombre.

Siglos antes ya había dejado dejó constancia de su existencia el poeta Silio Itálico:

Submarino Peral/ Imagen enviada por José Diego García

Fundada muy de antiguo Cartagena,
Por Teucro y por los suyos habitada,
A ser corte de tirios de Cartago
Y principal alcázar elevara;
Y cual esta lo fue del africano,
Fue aquella capital del suelo hispano,
Igualarse con ella no pudiera Ciudad alguna, ora se mirara
Su grande puerto, su elevado asiento, Su fértil campo y fábrica de armas.
Dispensóle natura sus favores,
Ciñó sus muros de profundas aguas,
Y aun la estrecha garganta de su puerto
Una isleta a su oriente la angostara.
Tiene por occidente una llanura
De pantanos y lagos ocupada,
Que el flujo y el reflujo los acrece.
Tiene al norte su elevado asiento,
Y hacia el mar se reclina y se replana,
Lo que hace inaccesiblres sus murallas.

El poeta cartagenero, José María Alvarez, también se ha hecho eco de la llegada de aquel príncipe troyano que arribó a estas costas:

Oh dioses, largo ha sido nuestro camino.
Y mirando hacia el fin de las aguas,
vio la gran llanura que altas montañas guarda,
y apareciósele Afrodita y dijo:
Oh, Teucro, mira la tierra prometida donde olvidaréis a Troya.
Vuestro errar ha terminado.
Y Teucro dijo: Moraremos aquí.


Cerro de El Molinete

Surcado aún por velas latinas, aromado de yodo y sal,con el antiguo ir y venir del Mediterráneo en sus entrañas, este enclave natural fue testigo silente del arribo de las naves del príncipe troyano Teucro, hijo de Telamón, rey de los Salaminos,y presunto fundador de la ciudad tras la destrucción de la legendaria Troya.

Preludio marino de la Cartagena mastiense que se alzó en el cerro del Molinete, de la levantada sobre anteriores escombros (223 años antes de Cristo) por el caudillo cartaginés Asdrúbal, de la romana de Publio Cornelio Escipión, de la que vio desembarcar a las tropas bizantinas del emperador Mauricio y de la que el rey visigodo Suitila asoló en el año 615.

Monumento a los Héroes de Cavite

También es la Qartayanna al Halfa de los árabes, la de Fernando III de Castilla, la tomada por los ingleses durante la guerra de Sucesión, la que se salvó de la invasión francesa, la del cantón federalista de Antonete Galvez y la de Isaac Peral, el inventor de ese submarino emblemático varado junto al monumento de los Héroes de Cavite. Existe otra Cartagena dormida en el vientre del monte Esculapio que guarda los restos de un anfiteatro romano.

En 1989, a escasos metros de allí, bajo la Catedral Vieja, acaeció uno de los hechos arqueológicos y culturales más importantes de los últimos años: el hallazo del teatro romano de Cartagena, con rico y abundante material epigráfico y una veintena de capiteles corintios de mármol griego únicos hasta ahora en Hispania. Con este bagaje histórico artístico, caminar por Cartagena conduce al asombro.

Monumento a los Héroes de Cavite

Restos de termas y edificios públicos, calzadas, bellísimos mosaicos, pavimentos de negra caliza y enterramientos como el de la Torre Ciega datado en el siglo primero, convocan a rememorar su historia: A Tito Livio I, hijo de Publio, de la tribu Cornelia. La ciudad toda, sus murallas y castillos, la vieja catedral, sus iglesias, plazas, calles y arboledas rezuman la sabiduría de tantas ocupaciones.

A la Cartagena de las cinco colinas la abrazó una sucesión de castillos, viejos velámenes de piedra que se izaron en las cresterías vecinas para defensa
y dominio de la ciudad.

Palacio Consistorial

El de la Concepción, con su torre restaurada, es el más antiguo. En tiempos de Carlos III se edificaron los de Galeras, La Atalaya y el de los Moros, construido en 1733 por esclavos norteafricanos que llegaron a disponer de una mezquita para practicar su religión. Abajo, sobre el antiguo y dolorido corazón de la ciudad, se percibe la silueta de Santa María la Vieja, levantada sobre los restos de la primera basílica española, que aún conserva parte de la nave con sus bóvedas y las capillas de los siglos XVI y XVII.

Referencia obligada son las imágenes de San Isidoro, San Fulgencio, San Leandro y Santa Florentina, talladas por Salzillo, y recientemente restauradas. El siglo XVIII nos invita a pasear por las Murallas del Mar, el Parque de Artillería, el Edificio de Capitanía y el hospital de Marina. Una centuria más tarde, con el resurgir de la minería, florecieron edificaciones modernistas, como el Palacio de Aguirre, la Casa Pedreño, la Casa Llagostera, el Casino y el Palacio Consistorial, obra del arquitecto Tomás Rico.


| Principal | Economía | Gastronomía | Dónde comerDónde dormir |
| Legado histórico | Patrimonio artístico | Fiestas y tradiciones | Foro Cartagena |


© Copyright LA VERDAD DIGITAL S.L.U.