ALBACETE Pueblo a pueblo
Cultura
Historia
Naturaleza
Gastronomía
Censo
Mapa
El periodo medieval
 
Arquitectura gótica y mudejar
Parroquia de San Sebastián. Villapalacios (s. XV-XVI). De planta rectangular, arcos, diafragma y cubiertas de madera, sintetiza lo gótico con detalles mudéjares en el coro.

 
  El gótico, como estilo propio de la baja Edad Media cristiana, se mantuvo durante largo tiempo, incluso ya en el siglo XVI, en la Edad Moderna, conviviendo con soluciones plenamente renacentistas.

El mudéjar prestó a la población cristiana sus formas artísticas desde el primer momento; así mudéjar es el antiguo convento de Santo Domingo de Chinchilla, erigido en el siglo XIV y continuado en el siguiente. El templo, que tras la Desamortización continuó abierto al culto, consta de tres naves separadas por arcos apuntados que se apoyan en sencillos pilares de planta cuadrada. La nave central se cubre con un rico artesonado de par y nudillo, con decoración de lacería y mocárabes. La capilla mayor y la contigua, en la nave del Evangelio, son de planta cuadrada con bóvedas de crucería. El claustro conventual, de amplias dimensiones, en fase de restauración actualmente, presenta dos cuerpos, el inferior de arcos apuntados de ladrillo de fines del XIV; y el superior con arcos escarzanos, ya del XV. Parece que este conjunto monástico tuvo otros detalles mudéjares, como por ejemplo un curioso pavimento e incluso una decoración pictórica de lacería a pie de los pilares del templo, todo ello destruido por una restauración reciente.

La parroquia mayor de Santa María del Salvador de esta misma ciudad de Chinchilla es también mudéjar, de tres naves, pero obrada en cantería, como algunos templos cordobeses, si bien en la actualidad la fábrica ofrece un aspecto muy distinto, ya que el visitante encuentra una portada gótica, un espacio interno enteramente barroco del XVIII y un presbiterio y ábside renacentistas. No obstante, la obra barroca ocultaba la estructura primitiva del templo, visible en las catas realizadas y principalmente en el tramo inmediato al presbiterio que se cubre con tres hermosas bóvedas de crucería, hoy recuperadas en su aspecto primitivo tras los trabajos de restauración que se llevan a efecto. Se trata de una construcción del siglo XV hecha a iniciativa de don Juan Pacheco, Marqués de Villena.

El edificio original sería de tres naves, cabecera poligonal y cuatro tramos. Los tres primeros, desde los pies tenían cubierta de madera de tipo mudéjar, de par y nudillo, tanto en la nave central como en las laterales: de éstas precisamente se conservan en el templo los tirantes de madera policromada con lacería, motivos vegetales y heráldicos con las armas de Castilla, León, Pacheco y de un eclesiástico. El cuarto tramo, inmediato a presbiterio se cubre con bóvedas de crucería simple, constituyéndose así una especie de crucero acentuado, además, al estar más elevada la nave central y formarse una especie de cimborrio. Esta curiosa e interesante edificación se transformaría después y se ocultaría con las reformas posteriores, y es la que actualmente se recupera.

Emparentado con soluciones mudéjares es otro modelo constructivo común en algunas iglesias serranas de nave única con arcos diafragma o de separación y cubierta de madera. Si bien la solución parece derivar de modelos levantinos, en estas tierras adquieren formas plenamente mudejáricas, sobre todo en los motivos ornamentales de las cubiertas. La iglesia de San Sebastián de Villapalacios es un buen ejemplo al respecto, que ofrece una bellísima tribuna a los pies de maderas pintadas y labradas. En otros lugares de la provincia también encontramos artesonados de tradición islámica, con lacería y piñas de mocárabes; tal es el caso de la ermita de la Encarnación de Tobarra. Un artesonado de tipo morisco, que debe fecharse ya en el siglo XVI es el de una antigua ermita de Ayna, donde ya se comparten formas musulmanas con elementos clásicos.
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@laverdad.es