ALBACETE Pueblo a pueblo
Cultura
Historia
Naturaleza
Gastronomía
Censo
Mapa
Los inicios

Dejando aparte a Nasir el Murciano, escritor árabe natural de Tobarra, fallecido hacia 1215, el inicio literario en estas tierras se produce a principios del siglo XIV, con la presencia en sus castillos del Señorío de Villena (Almansa, Chinchilla) de Don Juan Manuel, importante personaje político de la España de su tiempo y el más interesante prosista castellano de la época.

 

Es el primero que intenta conseguir un estilo personal, al mismo tiempo que la claridad y pureza idiomáticas, logrando el perfeccionamiento de la lengua castellana al superar la etapa inicial balbuceante de su tío Alfonso X el Sabio. Su obra más literaria, El Conde Lucanor, le convierte en creador del género novelesco europeo, al anticiparse en 13 años al Decamerón de Boccaccio. No insistiremos más en este extraordinario personaje, que, por su nacimiento en Escalona (Toledo) y su permanencia en otros castillos de Cuenca y Guadalajara ha sido estudiado ya en los tomos de estas provincias.

Del siglo XV es el poeta Juan Agraz, al que muchos atribuyen naturaleza de Albacete, y que es uno de los mejores poetas de la Corte literaria de Juan II, figurando sus versos en varios cancioneros. Su musa elegíaca, de tonos ascético-morales, le apartaba a veces de la tónica común del Cancionero. En el poema dedicado a la muerte del Conde de Mayorga hay pensamientos que recuerdan un tanto las Coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre, que son posteriores en el tiempo. Su pluma cobraba también severos acentos en temas políticos, aunque era menos afortunada en las composiciones breves, de corte amoroso o en los versos repentinos de las disputas literarias con los restantes pactos oficiales de la Corte, que son los que más se han conservado.

© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@laverdad.es