ALBACETE Pueblo a pueblo
Cultura
Historia
Naturaleza
Gastronomía
Censo
Mapa
 
Los hombres de la Edad de Bronce
En la década de los años cuarenta, J. Sánchez Jiménez clasificó los yacimientos de la Edad del Bronce en "simples poblados de vida pacifica y confiada, verdaderos castros o poblados en alturas fortificadas e ingentes sepulturas tumulares. A esta última categoría le llevó la observación de una inadecuada excavación en el túmulo 11 de La Peñuela (Pozo Cañada, Albacete), creyendo ver una cámara funeraria central con cubierta realizada por aproximación de hiladas. En realidad se encontraba ante una de las características construcciones de la Cultura de las Morras o Motillas de La Mancha, encuadrada en la Edad del Bronce Medio.  
El Acequión (Albacete). Recinto defensivo. Segundo milenio a.c.
 
Con penuria manifiesta de útiles metálicos, realizados casi exclusivamente en cobre, la zona occidental de la provincia de Albacete presenta paralelismos y cierta homogeneidad con yacimientos de Ciudad Real. Los asentamientos están ubicados en pequeñas elevaciones de aspecto tumular dominando un valle o en zonas llanas. Ofrecen un complejo sistema defensivo con construcción central rodeada de varios muros formando anillos concéntricos. Las cabañas se localizan en el exterior o interior de los mismos. En la Morra del Quintanar (Munera) el recinto fortificado posee tres anillos y el área del poblado se sitúa fuera de éstos. La cronología del C44 da el año de 1720 a. C. como el momento en que se inutiliza la puerta del recinto II, y entre el 1680-1660 a. C. se abandonan las cabañas del interior y exterior del recinto.  
Cueva de la Vieja (Alpera). Personaje emplumado, época post-paleolítica.


El Acequión (Albacete) es un poblado en el borde de una laguna defendido por dos bastiones En su fase más moderna se conoce la existencia de cabañas lanosas. La economía debió de tener una base ganadera, junto al cultivo del trigo, cebada y algunas leguminosas.

En la zona oriental de la provincia los asentamientos buscaron lugares elevados desde donde controlar el entorno, y han sido tipificados por su aspecto cónico y dominio de llanuras (Los Cuchillos, Almansa); por ser amesetados situados en valles marginales del Corredor de Almansa; o por localizarse en cuevas o simas. Para la mayoría de ellos se han valorado las condiciones ganaderas y cinegéticas.

Las fases finales de la Edad del Bronce están bien documentadas en El Castellón (Hellín-Albatana), cuyo poblado se ubica en la ladera de un cerro defendido por piedras ciclópeas, con casas de planta rectangular y posteriormente de tendencia oval. El poblado se abandonó hacia el año 850 a. C. Un con junto singular se encontró en la Huerta del Pato (Munera), datado entre el 750-650 a. C., en la transición a la Edad del Hierro, que introduce en la Meseta Sur la incineración como rito funerario. Otros yacimientos que precisan nuevas revisiones tienen también esas fases de transición, como El Matalón (Nerpio).

 
     
sfs
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@laverdad.es