Rutas a pie y en bicicleta
Recomendaciones
 

Índice
Presentación
Localización
Alojamiento y comidas
Ocupación humana
Fauna y flora
Simbología y rutómetro
Recomendaciones
Climatología
Formación geológica
Direcciones útiles
Créditos

 
 
 



 

Las excursiones que hemos seleccionado en este libro pueden realizarse generalmente en media jornada. Las hemos dividido en tres niveles de dificultad física (I, II y III) en función de la longitud del itinerario y, claro está, de la complejidad y desnivel a salvar en el mismo.

Si observamos el croquis general vemos que hemos comenzado por los itinerarios costeros, y así lo aconsejamos a los caminantes, pues son los más sencillos, con menos desnivel y más cortos. No por ello se pueden considerar menos atractivos. Después de conocer el litoral os proponemos que os adentréis en las montañas del prelitoral. En éstas hemos clasificado otros tantos itinerarios, los cuales exigen un mayor trabajo físico, ya que para alcanzar ciertas cumbres debemos abandonar a veces la seguridad de los caminos y adentrarnos por sendas, crestas o ramblas, para llegar a lugares que ni podíais imaginar que estaban allí, tan cerca de la costa y tan distintos, paisajísticamente hablando, los unos de los otros. Estas rutas son ya de nivel II y III y nos obligan a ir mejor preparados para la marcha.

No hace falta recordar que antes de comenzar la excursión hay que estudiar mapas y documentación relativa a la zona que vamos a visitar. En las ventanas introductorias a cada ruta indicamos el mapa de escala 1:50.000 del Instituto Geográfico Nacional, pero existen también de escala 1:25.000, que subdividen la zona en cuatro planos y llevan mayor número de detalles y están más actualizados.

Todas las épocas del año son buenas para caminar por los senderos del litoral. El invierno y la primavera son particularmente hermosos, con las tonalidades diversas y de contraste. No hace mucho frío ya que entre la costa y las montañas prelitorales, en forma de media luna, hay un microclima muy particular. En verano será cuestión de madrugar y aprovechar las primeras horas del día. En otoño tenemos que cuidarnos de las lluvias torrenciales, como en algunos días de primavera. Ya lo hemos explicado con más detalle en el apartado de climatología.

Muchas excursiones se desarrollan por zonas de interés natural y espacios protegidos; también se recorren lugares de propiedades privadas. Por todo ello tenemos que tener un comportamiento respetuoso con el medio.

Otras recomendaciones son:

. Una de las características de las rutas es su versatilidad, de forma que podéis adaptarlas a vuestras necesidades e intereses: acortarlas, alargarlas, unirlas (los itinerarios del litoral coinciden en parte con el GR-92 recientemente señalizado, que atraviesa la costa de punta a punta), combinarlos...
. Para los itinerarios en línea, cuyo lugar de partida y llegada sean accesibles, es muy útil, si no tenemos mucho tiempo, dejar un vehículo al principio y otro al final, con lo que nos ahorraremos la vuelta a pie. Esto también nos permite transformar alguna de las rutas circulares en rutas en línea.
. Casi todas las rutas comienzan o terminan cerca de establecimientos donde podemos reponer fuerzas.
. Es conveniente hacer una lectura preliminar de toda la ruta, lo que nos permitirá organizarnos mejor: tiempos, dificultades, equipo, provisiones, petición de permisos, planificación de la jornada...
. Procura caminar por los caminos y sendas indicados y no tomes atajos monte a través. n Deposita la basura en los lugares determinados para ello; si no los encuentras, llévala contigo hasta que llegues a una zona urbana u encuentres el contenedor.
. Evita fumar y hacer fuego en el monte.
. Los caminos cortados con cadenas son de propiedad privada y debes, si puedes, pedir permiso para pasar. Las ramblas son de dominio público.
. Los perros deben ir controlados por sus dueños.

Protección del patrimonio arqueológico y del patrimonio natural

Es posible que a lo largo de alguna ruta encontremos restos arquológicos que pueden parecer nimios y sin importancia. Recordamos que está totalmente prohibida cualquier tipo de actuación en yacimientos arqueológicos.

Los responsables de estos actos serán sancionados conforme a lo dispuesto en la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español referido al Patrimonio Arqueológico. La vida natural también tiene figuras legales que la protegen, tanto la fauna como la flora, y, ante la duda, es mejor que procures no dañar nada de lo que te encuentres a lo largo de la ruta. Si eres capaz de ir en silencio tendrás más oportunidades de disfrutar con momentos inolvidables apreciados por todos tus sentidos.

En cuaquier caso creemos que, más que la prohibición, lo que debe amparar al excursionista es su conciencia. Ver, oír y no tocar.

 

© 2000 La Verdad Digital.