Rutas a pie y en bicicleta
Presentación
 

  Índice
Presentación
Litoral
Formación
Ocupación humana
Fauna y flora
Recomendaciones
Rutómetro
Simbología
 
  Salinas de San Pedro
Playa de la Hita
Cabezo Gordo
Cantarrana
Carmolí
Cabezo San Ginés
Cabezos Sabinar
Cueva Victoria
Cabezo Fuente
Calblanque
Portmán
Islas Mar Menor
 
  Direcciones de interés
Gastronomía
Créditos
 



 
Con esta Guía de Excursiones por el Mar Menor, queremos ampliar las posibilidades recreativas que tiene este entorno, único al menos en Europa. Cualquier visitante o turista que acuda a esta región privilegiada descubrirá pronto que, tras el horizonte marino, hay otro horizonte histórico, cultural, gastronómico y recreativo. Pronto querrá saber más del Mar Menor, y para tener una visión más global de su entorno, sus recursos y su problemática actual, se subirá a alguno de los cabezos circundantes. Desde allí, lo observará todo desde otra perspectiva, el horizonte se le ampliará más de repente y querrá llegar más lejos. En un día se pueden hacer muchas cosas en el Mar Menor, si madrugamos. Antes de que el sol caliente, podemos realizar una ruta de montaña a pie, observando los endemismos de esta región costera, descubriendo los restos de pasadas civilizaciones romanas, y alzarnos sobre una cumbre, desde donde se puede contemplar todo el paisaje marmenorense. A media mañana, podemos estar navegando por el Mar Menor, justo cuando se ha levantado el viento y te permite disfrutar de la vela y, a medio día, vernos recompensados con un suculento caldero. Tras tu merecida siesta, el paisaje te invitará de nuevo a salir en bici, hacerle una cometa a tu hijo o, quizás, ir a mostrarle los viejos y silenciosos molinos de viento. La noche depara muchas más sorpresas, que tus sentidos irán descubriendo. Un mochuelo canta en lo alto de tu terraza, se huele a mar y a campo a la vez, y las estrellas, que harán guiños como diciéndote: el Mar Menor es grande, sal a conocerlo. Mañana haz otra excursión por su litoral y sigue sorprendiéndote ante su belleza. Ángel Ortiz
© 2000 La Verdad Digital.