Publicado en LA VERDAD el 14 de mayo de 2005
 
 
 



Resonancia abierta contra la claustrofobia

Foto
UNA ENFERMERA EN UNA SALA DEL SISTEMA DE RESONANCIA MAGNÉTICA. / ARCHIVO LA VERDAD

Centro Médico Virgen de la Caridad incorpora un nuevo dispositivo diagnóstico

CARLOS LEÓN MURCIA


Con 20 años de desarrollo en España, la resonancia magnética se ha consolidado como una de las técnicas más fiables para el diagnóstico de enfermedades. Basada fundamentalmente en el uso de ondas magnéticas y de radio, evita -en muchos casos- la exposición del paciente a los rayos X u otras formas de radiación perjudicial. Así, gracias a la resonancia magnética se pueden obtener imágenes desde cualquier ángulo de casi todos los órganos y tejidos del cuerpo; y está especialmente indicada para patologías cerebrales, de columna, articulaciones, músculos, tendones…

Para la realización de la prueba es necesario que el paciente se tumbe en el interior de un gran imán cilíndrico, en el que se aplican ondas de radiofrecuencia a través de su cuerpo, normalmente de 10.000 a 30.000 veces más potentes que el campo magnético terrestre. De esta forma se producen cambios en los núcleos de los átomos de hidrogeno del cuerpo, generando ondas de radio. Estas ondas son captadas por un ordenador que, finalmente, las trasforma en imágenes.

LIMITACIONES

A pesar de ser una técnica muy precisa, la resonancia magnética también tiene algunas limitaciones. Entre ellas está la contraindicación de aplicarla en personas que lleven marcapasos, audífonos, joyas o cualquier otro objeto metálico con componentes de hierro. Además, otro de los problemas detectados en la utilización de la resonancia es el elevado número de personas (entre un 5 y un 10%) que rechazan someterse a esta prueba, bien sea por que sienten claustrofobia, agobio o miedo de permanecer tumbados en el cilindro metálico durante los 30 ó 40 minutos que dura la prueba,bien sea por determinadas circunstancias físicas como la obesidad o la edad (una gran mayoría de niños necesitan ser anestesiados para someterse a una resonancia magnética).

Por ello, y con el fin de solucionar esta situación, se ha desarrollado una nueva técnica de última generación: la resonancia magnética abierta. Su innovador diseño en forma de C, en lugar de en O, permite que los pacientes se sientan más cómodos y vean en todo momento lo que pasa a su alrededor. De esta forma pueden aprovechar todas las ventajas de la resonancia magnética tradicional, pero de forma más precisa y sin agobios.

En este sentido, Centro Médico Virgen de la Caridad, junto con la supervisión técnica y facultativa de Gabinetes Radiológicos de Cartagena, ha incorporado este nuevo equipo a su cartera de servicios médicos. Con ello dispone así de un sistema informático optimizado para la realización de exploraciones de alta calidad, con el fin de ofrecer un diagnóstico integral y completo a los pacientes de toda la comarca de Cartagena, para complementar las otras técnicas de diagnóstico por imagen.



 


 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@laverdad.es