Publicado en LA VERDAD el 24 de mayo de 2008
 
 
 



La descamación de la piel

Foto
PSORIASIS. Dos jóvenes que padecen psoriasis se someten a tratamiento en un hospital. / ARCHIVO LV

La vida de los afectados por psoriasis sufre, en casos de manifestaciones severas, una importante merma de calidad

M.J. GARCÍA MURCIA


La psoriasis en una enfermedad de la piel crónica, recurrente y no contagiosa relacionada con el sistema inmunológico.

La piel se inflama produciendo unas placas rojas engrosadas con descamación plateada localizadas, de forma más característica, en el cuero cabelludo, codos, rodillas y zona baja de la espalda.

Entre el 13% y el 50% de las personas con psoriasis tiene afectación de las uñas. La Psoriasis aparece en forma de brotes.En el 30% de las ocasiones viene acompañada de artritis psoriásica (inflamación y dolor en las articulaciones).

Además de depresión los pacientes de psoriasis pueden sufrir patologías relacionadas, como enfermedades cardíacas o renales, obesidad o diabetes tipo II.

Enfermedad crónica

Mucha gente cree que la psoriasis son sólo unas pequeñas placas que salen en las rodillas o en los codos, pero es mucho más que eso, asegura el doctor Carlos Ferrándiz, Catedrático de Dermatología de la Universidad Autónoma de Barcelona y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Germans Trias y Pujol de Badalona. Así lo reflejan los primeros datos de una encuesta realizada entre 3.200 pacientes españoles que analiza cómo afecta al día a día de las personas que padecen esta enfermedad.

Según los datos que maneja el doctor Ferrándiz, un 76% de los afectados padece ansiedad, al 69% les condiciona su manera de vestir y al 30%, la de peinarse. Incluso siete de cada cien confiesan que alguna vez se les ha denegado la estancia en algún lugar público como piscinas o gimnasios por creer equivocadamente que es una enfermedad contagiosa y el 59% ha renunciado a hacer deporte por el miedo a tener que exhibir su piel. Ese temor ha propiciado también que uno de cada cuatro pacientes haya tenido que renunciar a acudir a algún acto social.

Esta es una realidad muy cotidiana para los pacientes de la que se conoce muy poco. Las placas que aparecen en la piel o en el cuero cabelludo como consecuencia del proceso inflamatorio no sólo pueden resultar muy antiestéticas, sino que además son fuente de muchos problemas en el quehacer diario.

Una persona que tiene psoriasis en las manos no puede trabajar con ellas; la que la tiene en las plantas de los pies no puede andar y a quien le aparece en la cara, no puede tener un trabajo de cara al público, continúa el doctor Carlos Ferrándiz.

La enfermedad puede aparecer también en los genitales, y condiciona enormemente la vida sexual.

La huella de la psoriasis trasciende hasta en los detalles más pequeños del día a día.

Las placas van dejando unas escamillas que dan la impresión de poca higiene, especialmente si están en el cuero cabelludo.

Esto hace que se busquen colores claros para la ropa, peinados que las disimulen, y mangas largas y piernas tapadas para las personas que las tienen en las extremidades, -relata Juana María del Molino, presidenta de la Asociación de Afectados Acción Psoriasis-. Todo esto termina afectando mucho a la autoestima del enfermo. Al igual que en el resto de enfermedades inflamatorias inmunológicamente mediadas, el factor genético es fundamental.

Uno de cada tres pacientes tiene antecedentes familiares. En España la padecen un 1,5% de la población, una cifra menor que en el resto del mundo y de Europa, donde la tasa es algo mayor.

Esta diferencia hace que cobre fuerza la hipótesis de los factores ambientales como desencadenantes de la enfermedad, aunque no hay ninguna evidencia confirmada en ese sentido.

La concienciación social todavía va muy por detrás de la ciencia ya que, según asegura Juana María del Molino, todavía hay quien piensa que la enfermedad es contagiosa y todavía se producen situaciones de discriminación laboral en el ámbito público y privado.

En este punto la labor de las asociaciones de pacientes es fundamental, no sólo para informar a la población sino también a los pacientes. ya que hay muchos enfermos que consultan en las asociaciones cuestiones que no se atreven o no tienen tiempo de comentarlas con el médico.

PSORIASIS
Causas: No se conocen. Existe una predisposición familiar, el 28% de familiares de primer grado de una persona con psoriasis tendrá también psoriasis, cifra que baja al 13% en los familiares de segundo grado.

Incidencia: Un millón de personas están afectadas por la psoriasis, es decir, el 2% de la población.

Otras factores: - Estrés.

-Daños en la piel, como cirugías.

-Reacciones a los beta-lactámicos o al litio.

-Determinadas infecciones.




 


 
 
© La Verdad Digital S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
internet@laverdad.es