Especial éxtasis

Canal Cine
Todos los estrenos

Películas, protagonistas,
fotografías, carteleras...

   <<< PORTADA DE LAVERDAD.ES <<< PORTADA DEL ESPECIAL
   

INVESTIGACIÓN
La policía sospecha que el éxtasis que mató a dos jóvenes estaba adulterado

Los padres de los fallecidos en una fiesta de Málaga aseguran que sus hijos sangraban abundantemente

GEMA MARTÍNEZ -MÁLAGA - 6/3/2002

La pastilla que Antonio Barragán encontró en el bolsillo de su hijo José Joaquín, fallecido el lunes por la noche en el hospital Clínico de Málaga tras tomar éxtasis en la macrofiesta tecno que se celebró en el pabellón Martín Carpena de Málaga, esconde la clave que puede arrojar luz sobre el primer caso de intoxicación múltiple por consumo de drogas de síntesis registrado en España.

Así lo cree el jefe del servicio de información del Instituto Nacional de Toxicología, José Cabrea, quien cifró en 10 las víctimas mortales desde que en 1994 hizo su aparición en la península este producto que suma los efectos producidos por las anfetaminas y los alucinógenos.

Los investigadores están convencidos de que esta píldora contiene las sustancias tóxicas que originaron en José Joaquín y en Iván García el fallo multiorgánico que les provocó la muerte. Sus padres testimoniaron que los chicos, de 19 y 20 años, murieron sangrando abundantemente y con el corazón, los pulmones y los riñones «reventados».

A falta de los análisis definitivos, el centro que analiza la composición de las grageas avanzó que «parece ser» un derivado anfetamínico «tipo éxtasis». La hipótesis de que se distribuyera esa noche una partida de pastillas adulteradas con una sustancia de gran toxicidad o, por el contrario, que se tratara de éxtasis de una gran pureza cobra fuerza entre los agentes, quienes subrayan lo «excepcional» del caso: hasta ahora nunca se habían producido, además de dos muertes, más de una veintena de asistencias, de las cuales dos –una chica de 16 años y un joven de 21– terminaron en ingresos hospitalarios.

La policía tiene constancia de que hubo incluso más, por lo que ha iniciado un rastreo por todos los hospitales públicos y privados de Málaga y ha contactado también con responsables de la Cruz Roja con el objeto de que los afectados aporten datos que conduzcan hacia la persona o personas que vendieron la droga.

Interrogan a los amigos

De momento se ha tomado declaración a uno de los amigos que acompañaron esa noche al malagueño Barragán, un proceso lleno de «dificultades»: a la actitud reticente de los jóvenes para aportar datos –«creen que traicionan a su grupo»–, se suma el hecho de que al tratarse de menores los interrogatorios deben realizarse en presencia de sus padres, circunstancia que frena más aún las posibilidades de que aporten datos claves.

Hay otra línea de investigación abierta para determinar si las pastillas que ocasionaron las intoxicaciones fueron trasladadas por personas que llegaron a la fiesta en los numerosos autobuses que partieron de diferentes puntos de Andalucía. Se sabe que en la misma cola de entrada al pabellón, se ofreció a chicos de 15 y 16 años todo tipo de estupefacientes: cocaína, speed, hachís y pastillas.

No hay constancia de que se regalaran píldoras y, de hecho, numerosos testimonios aseguran que el precio osciló entre 1.500 y 2.000 pesetas. Los botellines de agua, necesarios para los pastilleros, se vendieron a dos euros, cifra no demasiado elevada en un certamen dance –la policía ha detectado casos de hasta 6 euros (1.000 pesetas la botella).

INVESTIGACIÓN
Droga: En la cola de entrada ofrecían a los jóvenes, con edades que descendían hasta los 15 años, cocaína, ‘speed’. hachís y pastillas. Declaración: En la investigación preliminar está previsto que declaren trabajadores, organizadores y efectivos de seguridad. Jóvenes: Los menores deben declarar en presencia de los padres, lo que dificulta que aporten datos.


© La Verdad Digital, S.L.U.
C/ Camino Viejo de Monteagudo, s/n. 30160 - Murcia.
Teléfono: 968 36 91 00. Fax: 968 36 91 11
lectores@laverdad.es